jueves, 11 de septiembre de 2008

Mathew Street Festival

Liverpool

Quien piense que los chinos son los amos de la imitación se equivoca. Que venga a Liverpool la última semana de agosto y verá. La ciudad es una pequeña sucursal de Las Vegas, pero sin ruleta ni blackjack (ni tipas despampanantes ni CSI, claro).

El Mathew Street Festival, o Semana de los Beatles, empezaría imagino como un homenaje de distintos músicos a los Fab Four que tendría lugar en la calle Mathew (donde se encuentra el mítico Cavern Club), pero hoy se extiende a distintos escenarios por todo el centro de la ciudad y a multitud de artistas y grupos. Nosotros bailamos con, entre otros, The Smiths, Rolling Stones, Queen o Bowie. Y también con ese icono de los 90 que son Right Said Fred, divertidísimos y, éstos sí, los (únicos) auténticos.

Es un espectáculo curioso, porque no puedes ignorar que participas en un sucedáneo, pero tampoco puedes evitar pasártelo casi tan bien como si estuvieras ante los originales. (Supongo que cuando hay ganas de fiesta no hace falta más.)

Una cosa que me llamó positivamente la atención fue el ancho espectro de edades que se congregó. ¿A cuántas personas de más de 35-40 años se ve en los festivales y conciertos de música pop o rock en España? ¿Y rondando los 60? Aquí se notaba que eran realmente ellos, y no nosotros, los que habían crecido con los míticos.


video


video

8 comentarios:

chicoutimi dijo...

Pido perdón por la poca calidad de los vídeos, pero los tomamos con una cámara de fotos digital normalita, no se podía hacer mucho más.
Os aseguro, y os tenéis que fiar de mí, que en vivo el sonido era muuuucho mejor.

Magapola dijo...

Me fio, chicoutimi. Tu crónica me ha hecho pensar que tal vez la noticia que escuché esta mañana por la radio sobre de las bandas sonoras de tu vida, en relación a los Beatles, tenga algo que ver con esto, es que la pillé a medias.

Sobre mayorcitos que van a festivales en España no te puedo decir, imagino que si vamos a un concierto de Miguel Ríos muy jóvenes no serán :)

NáN dijo...

me parece un poco friki, la verdad, aunque para hacer fiesta y pasarlo bien, no hay frikismo que importe... siempre que la calle no se haya llenado de gente disfrazá (hablo por mí y mis manías, que conste).

En un concierto de Miguel Ríos, me da a mí que simplemente ya no va a haber muchos espectadores, ni muy jóvenes ni muy viejos.

Magapola dijo...

Venga, es verdad, ha sido mal ejemplo. Voy a poner otro que es real: ¡¡Barricada y Rosendo juntos!!

Rfa. dijo...

A mí me pone un poco en guardia el componente freak, como a NàN, pero por lo que cuentas hay bastante buen rollo y la gente se lo toma en serio. Aun así, tengo que confesar que los señores disfrazados casi siempre me dan un poco de yuyu, me incomodan. Y si me pongo a imaginar cómo será su vida cuando no se celebra el Mathew Street Festival, entonces ya me pongo hasta triste.

rinconete dijo...

En Buenos Aires existe un fenómeno extraño, que es el de las ¨bandas tributo¨. Hay por supuesto algunas de los Beatles, pero de lejos quien más imitadores tiene es Joaquin Sabina.

Hay tantas que incluso ya hay una banda tributo conformada por musicos de otras bandas tributo que asegura ser la mejor banda tributo de Joaquin Sabina.

http://www.rubenabruzese.com.ar/banda.htm

¿Por que justamente Joaquin Sabina? Es uno de los grandes misterios de esta ciudad...

chicoutimi dijo...

Magapola: Jajaja! Cuando he leído lo de Miguel Ríos he pensado "bueno, uno al que vayan jóvenes también", pero tú sola lo has corregido, jeje.

Rinconete: se trata exactamente de lo que dices, bandas tributo de distintos artistas. De hecho, había una argentina, Escarabajos, en el escenario dedicado a los Beatles. No debe ser un fenómeno tan extraño, puesto que en el Cavern Club tocan bandas tributo a los Beatles los jueves a las 8. Pero lo de Sabina, sí, es sin duda mosqueante...

Nán y Rfa: desde luego hay un componente importante de frikismo, pero sólo de escenario arriba, que es lo que he querido seleccionar para el post. Los espectadores simplemente van a disfrutar de la música, y aparte de esos escenarios, hay otro dedicado a nuevas bandas y en muchos pubs hay música en vivo original (quiero decir, no tributo). Lo que pasa es que eso está en cualquier festival de música, pero un festival de bandas tributo es algo más pintoresco.

Y Rfa, yo creo que, si no todas, algunas de esas bandas, como las que menciona Rinconete, se dedican al homenaje profesionalmente y no lo hacen únicamene para el festival.

NáN dijo...

Viendo los vídeos, Chicoutimi, ya me di cuenta de que el personal va de "casual riguroso". Pero la primera imagen que me vino fue la de una calle en la que te vas encontrando con miles de imitaciones. En realidad eso es lo que habría pasado en los USA. Ya veremos en el futuro.

Lo que sí es cierto, descontando el sonido de los vídeos de teléfono, es que tributeaban muy bien. Y estar en la calle teniendo muchos escenarios por ahí para oír música es un lujazo.