sábado, 7 de junio de 2008

Liverpool con la Roja

Liverpool

Hoy empieza la Eurocopa 2008, y el Reino Unido de la Gran Bretaña no ha conseguido colar a ninguna de sus selecciones en ella. ¿Nos quedamos sin competición, sin reunirnos en los bares, sin pintas en nombre del fútbol? ¡Por nada del mundo, que estamos hablando de ingleses!
Cada uno que escoja su selección favorita, y a apoyarla con todas sus fuerzas.
En este bar de London Road han decidido que se hacen polacos y españoles.
Lo que me pregunto yo ahora es cuánto les va a durar a los pobres la afiliación, si finalmente la temida tendencia a no pasar de cuartos se cumple.
Pero de momento, el próximo martes, ya tenemos una excusa para irnos de fiesta con nuestros compatriotas liverpulianos! ¿Se aprenderán el "a por ellos, oé"?

10 comentarios:

Rfa. dijo...

El otro día vi en la tele un vídeo bastante gracioso donde todo Liverpool hablaba castellano por culpa de la influencia de Fernando Torres. Lo he estado buscando en youtube, pero no lo encuentro.
Me llama mucho la atención que los ingleses, al no participar en la Eurocopa, decidan animar a otra selección. En algunos periódicos apuestan por Holanda, y en otros por España. Da igual: el caso es disfrutar del evento. ¿Cómo tenemos que tomarnos esto? ¿Es fanatismo o es generosidad?
Sea lo que sea, dudo mucho que en España ocurriese lo mismo. Aquí somos tan cainitas que cuando el Barça juega la semifinal de la Champions todos los madridistas cruzan los dedos para que se lleve las del pulpo. Dudo mucho que tuviésemos la honradez de apoyar con cantos y gritos a un equipo que no fuese el nuestro. En todo caso llegaríamos al "¿y tú con quién vas?". Pero nada de salir a la calle con una bandera holandesa el día de la final, después de que España hubiera caído en cuartos.

Bárbara dijo...

No sé si es éste al que te refieres, rfa.

http://es.youtube.com/watch?v=kHm-WCVigZk

Si no jugase España no sé con qué selección iría...creo que con Rusia

Alis dijo...

Eso me ha recordado al ambiente que había en Berlín durante los mundiales el verano pasado. Allí sí que había mestizaje de aficiones. En Kreuzberg, por ejemplo, que es el barrio turco, todos los locales y los coches tuneados estaban decorados combinando las dos banderas con las que las muchas generaciones de turco-alemanes se identifican. Los propios alemanes, por su parte, no lo dudaban dos veces antes de vestirse con los colores de cualquier selección sobre todo latinoamericana. Brasil era su preferido, por el rollo samba.
Eso sí; no veías ni a un español, ni a un francés, ni a un italiano traicionando su bandera...

Alis dijo...

Acabo de ver el vídeo bárbara. ¡Buenísimo!

chicoutimi dijo...

Gracias por el vídeo, Nikita, perdón, Bárbara! Yo también había oído hablar de él, pero no lo había visto aún.
Bueno, primera actuación de la Roja, vivida en el Picture House Odeon, por supuesto, con un montón de españoles más y también algunos liverpulianos, que sienten que nuestra selección también es un poco suya, aunque sea gracias a Torres, Reina y Alonso. Bonito aplauso, por cierto, se ha llevado el guipuzcoano al entrar al campo.
El arranque no ha estado nada mal. Es verdad que Rusia no ha existido (lo siento, Bárbara), pero eso no le quita mérito a las tres preciosas jugadas rematadas por Villa y al rechace tan bien aprovechado por Cesc. A seguir así!
El sábado, en el mismo sitio.

chicoutimi dijo...

Se me olvidaba. Cuando España es eliminada, suelo animar a Francia, Alemania y Holanda, no necesariamente por ese orden, y no necesariamente por una razón concreta, pero me sale así.

Sa dijo...

Me interesa mucho la reflexión que has hecho. Me ha recordado a cuando están mi padre y mis hermanos viendo algún partido y llega mi madre y pregunta "¿Quiénes queremos que ganen?", y una vez que se lo dicen se queda allí con ellos sufriendo como la que más. Es curioso comprobar que sin tomar partido, sin mojarse, sin implicarse, no se puede disfrutar de nada. Aunque a mí no me gusta ni me interesa el fútbol, soy consciente de que debe tener algo especial: sólo eso explica que cada domingo se llene el estadio de mi ciudad (y de otras tantas) como si tocaran los mismísimos Rolling. Lo que no entiendo es por qué no celebramos también los Oscars de Almodóvar bañándonos en la Cibeles. ¡Saludos!

Bárbara dijo...

Pues no me ha dado tiempo a ver el partido, que mala suerte, en realidad que malos jefes!!!! He llegado al bar casi casi en el último pitido.

Bueno, sí, hemos ganado que es importante, pero al menos Rusia ha marcado uno. Por encima de todo, qué ambiente más bonito cuando estás fuera de España, parece que se siente todo con más intensidad. El futbol no es sino una excusa como bien podría ser otra cualquiera para que juntarte con gente que no conoces de nada y hacer como con tu gente de toda la vida. Fuera de España por que es nuestro caso,pero con los rusos que había en el bar pasaba algo equivalente. Y entre ambas aficiones nada fuera de la rivalidad deportiva. Vamos, que he pasado un buen rato.

lapita dijo...

Ni soy detractora del fútbol, ni mucho menos defensora de este opio del pueblo... Pero cuando comienzan estos acontecimientos no puedo evitar sonreir al ver al Manolo el del Bombo y a la peña decorada con los colores de la bandera española. Son esos momentos en los que no te sientes una facha por gritar EspaÑa!! rararara
Supongo que este sentimiento de orgullo emerge con acento y Ñ cuando estás fuera de tu país.

chicoutimi dijo...

Ahí estábamos, en el bar de London Road, y ahí lo hemos visto! España ha pasado de cuartos, contra Italia, y de penalties! Nos lo merecíamos, y lo hemos conseguido.
Los liverpulianos (en minoría) han cantado el a por ellos, y los españoles (en mayoría) la canción de Fernando Torres en el Liverpool FC.
No hemos podido verlo en casa, pero nos hemos sentido casi igual. Hay que ver, que una cosa tan tonta nos provoque tantas emociones!
Hasta el jueves!