lunes, 14 de enero de 2008

Liverpool 2008

Desde el viernes 11 de enero vivo oficialmente en la capital europea de la cultura! (Bueno, en una de ellas, puesto que este año, Liverpool comparte capitalidad con dos ciudades noruegas, Stavanger y Sandness.)

A las 20.08 h (los liverpoolianos son la mar de ingeniosos) comenzó el acto de apertura de este año que se promete repleto de arte, conciertos, teatro e intelectualidad. Una multitud se reunió frente a la plaza del edificio St. George, el antiguo y señorial ayuntamiento de estilo neoclásico, para contemplar imágenes de la ciudad, sus lugares y su historia, escuchar coros de voces angelicales, y divertirse con las acrobacias de unos escaladores que pendiendo del arnés jugaban a zambullirse en mares fictios y nadar con el submarino amarillo. Después aparecieron, como representación del presente y el pasado musical de la ciudad, The Wombats y Ringo Starr con Dave Stwart, adornados por un grupo de escaladores que, encaramados a los tejados de St. George y otro edificio cercano, fingían tocar diversos instrumentos. [Curiosa la canción interpretada por el ex-Beatle, en la que cantaba "Liverpool I love you/Liverpool I left you/but I'll never let you down" (?) En fin...]

Sólo una canción cada grupo, puesto que el sábado se celebraba un concierto multitudinario (sold out; no pude asistir) en el nuevo estadio Echo Arena con la Orquesta Filarmónica de Liverpool y glorias del pop local (ya fueran en persona o a través de sus canciones), como The Farm, Frankie goes to Hollywood, John Lennon y de nuevo, the Wombats y Ringo Starr; las actuaciones, además, estaban sincronizadas con proyecciones sobre la ciudad. Mención especial para Echo and the Bunnymen, que interpretaron Nothing lasts forever mientras se pasaban imágenes de Liverpool bombardeada tras la 2ª Guerra Mundial (sólo de imaginármelo se me eriza el vello). Si alguien está interesado en la crónica de este concierto, puede leer una reseña aquí.

Aunque apenas hemos arrancado, la respuesta de los liverpoolianos (de origen y de adopción) ha sido cálida y masiva. Este año como capital cultural europea puede suponer para Liverpool una parcial recuperación de sus lejanos días de gloria, y una renovada ilusión para su gente de volver a sentirse importante. De momento, yo voy a indagar qué mas se va a disfrutar por aquí en los próximos meses...

5 comentarios:

Rfa. dijo...

UNO: Siento profunda envidia.
DOS: Habría que tomar nota. Eso de que el pop se considere cultura con todo lo que ello implica es digno de recordar. Cuando Salamanca fue Capital Cultural trajeron a grupos enormes como Radiohead o PJ Harvey, pero en lugar de ponerlos a tocar en estadios, que era lo previsible, los metieron en un confortable palacio de congresos. Yo vi a PJ Harvey y desde entonces no tengo pelo en la coronilla, que se me cayó todo con la emoción. Pero creo que detrás de esta iniciativa había cierto complejo, no sé, cierta reticencia a considerar cultura un concierto puro y duro, sin la pátina de las butacas numeradas o el silencio respetuoso del público.
TRES: ¿Segunda Guerra mundial? A mí me da que si esta ciudad ha resurgido de algún pasado oscuro, no ha sido precisamente de las bombas. ¿No habría quedado mejor poner a una foto gigante de la Tatcher mientras sonaba la canción de Nothing lasts foerever?
CUATRO: Lo de Echo Arena... ¿va por Echo and the Bunnymen? ¡Para que luego digas que sólo hay Beatles en Liverpool, Chicoutimi querida!
CINCO: ¿Cómo de profunda puede ser la envidia? Mucho.

chicoutimi dijo...

Estoy bastante de acuerdo contigo en que hay aún un cierto prejuicio a la hora de definir qué es cultura y qué no. Es muy interesante la reflexión que haces sobre la naturaleza del evento cultural. ¿Es tan difusa que depende del lugar o de las condiciones en los que se desarrolle? Si es en un teatro o palacio de congresos, es cultura; si es en un estadio deportivo, es entretenimiento popular. Algo parecido pasa con las artes plásticas, que tienen que ir respaldadas por galerías o museos para ser tenidas en cuenta.

Aparte de esto, como curiosidad, creo que el nombre del Echo Arena no tiene nada que ver con el grupo; el periódico de más tirada aquí se llama Echo, y me da que los tiros van más por ahí, aunque no lo sé con seguridad.

NáN dijo...

Cuando los políticos, que deben ser gestores y no encargados profesionales de "hacer cosas", confían en esos profesionales y ponen a su disposición los fondos necesarios, las cosas suelen funcionar (o no, pero por las razones reales por las que un libro, una peli o una obra de teatro funcionan o no).

Me imagino a los próceres salmantinos organizando personalmente los actos y me empieza a salir la coronilla a la vista (tipo tonsura despelechada).

Me da que en Liverpool han optado por el segundo método.

En todo caso, seguro que habrá cosas rechulas y que nos tendrás informados.

June Fernández dijo...

¡Pero bueno! ¡Las y los sindrogámicos estáis en todas partes! He llegado aquí para agradecerte, Chicoutimi, tu comentario en mi blog. Me parece muy acertado e inteligente, y a la vez muy humano: espero que los ejemplos tan evidentes y sangrantes que pones hagan pensar a alguno/a. Besos.

LAPOR dijo...

hola. Bueno, yo soy de las que me apunto a Liverpool! Al margen de esos malentendido, etc. supngo que lo habrán organizado bien y es un lujo conocer una ciudad ahora de
2ª línea en su esplendor.
De hecho hace 1 semana estaba en LONDON capital del reino (si entras en mi blog hay una crónica y me da que controlas de sitios que podrías añadir) intentando programar la visita: cómo ir, cuándo y por qué. Me refiero al evento musical en cuestión que valga la pena para marcar la fecha. Afortunadamente, desde Madrid parece ser que los viajes están tirados, por primera vez una ruta rebuscada de EASYJET conviene y beneficia! cualquier consejo que puedas dar, estaré atenta.

ah, sabes que en Zaragoza van están montando algo parecido? Es a EXPOZaragoza, con el agua y el desarrollo sostenible como motivos del evento que promete traer a grupos míticos (bueno, parece ser que se les ha escapado L.Cohen, que va al FIB!), y ya se sabe: las causas justas mueven pero que mucho dineritoooooooooooooooo!