viernes, 16 de noviembre de 2007

Álex.

Madrid.
Álex tiene 21 años y vive en Madrid, en el barrio de San Blas. Es peón aprendiz de jardinería. Trabaja todas las tardes, siete horas diarias, arreglando 15 parques diferentes del centro de la ciudad. Cuando haga un año subirá de categoría y se convertirá en auxiliar, pero eso le da un poco igual. En realidad, Álex quiere ser policía. Si está en esto de la jardinería es porque le gusta mucho el campo. Pero, como digo, quiere ser policía. Hace un par de meses se sacó el carné de conducir, y mientras espera a que llegue su oposición trabaja en los parques. Después de todo, no es un mal trabajo. Álex dice que le gusta porque le permite hacerse amiga de los mendigos. Si le preguntas mucho, confiesa (azorada, como una adolescente) que le gusta también porque de vez en cuando conoce a chicos guapos. Pero apenas tiene tiempo, la pobre, para hablar con ellos: en toda la jornada sólo le dan un cuarto de hora de descanso, a las cinco de la tarde, para que coma algo. Hay un encargado por ahí, dando paseos de parque en parque, que se encarga de vigilarla a ella y a sus compañeras. Cuando yo la conocí, ni siquiera quiso dejar de trabajar mientras hablábamos, no fuese a ser que él apareciese y le echase la bronca. Lo que más me impresionó fue la sopladora que utiliza para mover las hojas del otoño, con un estruendo tremendo. Se lo dije, y ella se rió. Álex siempre se ríe.

7 comentarios:

NáN dijo...

Ayer escribí un comentario diciendo ¡Soy el primero!... pero como nunca abro esto como blogger, sino como anónimo (con firma), no lo pude publicar.

Te felicitaba por la Serie: desde la primera foto ya estoy enganchado. Lo que tengo de "mirón" (de chicas, de chicos, de ancianos, de gatos, de árboles, de todos los textos que haya en cualquier pared...) se siente ya inquieto ante lo que va a recibir.

Álex parece estar fumando un cigarrito de descanso momentos antes de abrasarnos con su lanzallamas. Es un personaje de cómic; de una película estadounidense mala. Menos mal que en el texto nos explica que quiere ser "poli" y que de momento se gana la vida como jardinera; y que le gusta porque a veces puede conocer chicos guapos.

Un proyecto de vida así tiene los meses o los años contados, pienso. Vuelvo entonces a ver la foto y me produce una gran ternura por su indefensión.

Hada Gris dijo...

¿Estás seguro de que Álex dijo "ChicOs"? Porque a mi esta chica me activa el GayDar hasta altos niveles.

Me parece una idea genial la de este blog. Pero lo que me parece aún más increíble, es el hecho de que preguntes por la calle y la gente te responda, se abran a ti y te expliquen un poco en qué consiste su vida y cuáles son sus intereses. Debes de ser una persona que transmita confianza porque, por lo menos yo, soy incapaz de contarle a alguien, así de buenas, qué es lo que hago con mi vida. O quizá sí...
Mmmm... I´m not sure.
Dejémoslo en que seguiré leyéndote, que me ha gustado este comienzo de blog.
¡Un saludo!

Alis dijo...

A mí también me ha despertado un moontón de ternura esta madrileña. Y también me inquieta ese lanzallamas enhiesto con el que parece amenazarnos.

Magapola dijo...

Álex quiere ser poli, pero trabaja de jardinera. Álex quiere conocer a chicos, pero solo encuentra a mendigos. Álex coge con chulería el cigarro, pero se comporta como una tímida adolescente. Álex.

Álex quiere gustar a los chicos, pero atrae a las chicas. Álex quiere ser dura, pero inspira ternura. Álex no es lo que ella quiere ser, pero nosotros queremos que sea así. Álex.

echalotte dijo...

Rfa. gracias por presentarnos a Alex. Desde pequeña vivo en Madrid y este retrato me ha hecho reflexionar ¿Con cuantos jardineros madrileños me habré cruzado en mi vida? Con muchos, seguramente. Pero nunca había mirado a ninguno. Hasta ahora. Gracias por acercarnos a Alex y lo que ella representa.
Echalotte

mikto kuai dijo...

Historias mínimas, me recuerda a la enorme película homónima de Sorín, qué grande. Historias tan mínimas como enormes.

rinconete dijo...

¨¿Si yo le digo René...?¨. Así empezaba una de las mejores replicas de Historias mínimas...